Publicado en Libros

Los Cuatro Acuerdos – Sabiduría Tolteca

Resultado de imagen para los cuatro acuerdos

¡Hola! ¿cómo están? Es día de reseña literaria. Hoy hablaré sobre “Los cuatro acuerdos”, libro escrito por el Doctor Miguel Ruiz, mexicano especializado en speech motivacional y temas espirituales – neo chamánicos. Él se inspiró en la Sabiduría Tolteca, como lo relata el título, y más que ser algo místico y sobrenatural, nos relata de forma práctica, como la aplicación de cuatro acuerdos en nuestra vida, la puede volver mejor y con menos sufrimiento. Si bien va altamente ligado a la conexión espiritual, ya que hay capítulos que nos hacen referencia a ello, si tomas sólo los acuerdos como tal, te servirán de cualquier forma aunque no seas creyente; sin embargo,  te puedo asegurar que el libro te dejará pensando y meditando sobre la vida que has llevado y a lo que te has aferrado, también como las cosas que has enfrentado podrían haberse sentido mejor, o como un mal día se pudo evitar por completo. Me gustó demasiado indagar en lo que cada acuerdo hace referencia y como llevarlo a la práctica, ya que desde hace mucho tiempo los conocí por una imagen que circulaba en internet e intenté aplicarlo de igual forma, sin duda que con este libro logré profundizar en lo que cada frase decía. También quiero rescatar que este libro me confirma una vez más que la palabra “Dios” más que ser “Dios” es amor y lo que cada religión debería profesar es eso, pero la palabra del hombre ha manipulado y tergiversado la propia creación de este gran universo.

Primer acuerdo: “Honra tus palabras” se coherente con lo que piensas y con lo que dices. Este es el primer acuerdo que da pie a los demás, si conociéramos el poder que tienen las palabras en nuestra consciencia y en nuestra energía, realmente tendríamos cuidado al aplicarlas y a la vez ser conscientes de que con ella creamos nuestra realidad, tanto física como mental. La mente muchas veces no tolera bromas y también nos juzgamos y castigamos con facilidad, pero acéptate y trátate con amor, pese a todo.

Segundo acuerdo: “No supongas” no des nada por supuesto, si tienes una duda aclárala. Suponer te hace inventar historias en tu cabeza, increíbles, que sólo envenenan tu alma y no tienen fundamento. Cuantas veces hemos sido presos de nuestro propio pensamiento y muchas veces por inventar, no por la realidad. Nuestra falta de coraje nos hace limitarnos a lo que queremos creer, en vez de tener la fortaleza y frontalidad de simplemente enfrentar y preguntar qué es lo que realmente sucede, que muchas veces es nada. También me hace ligarlo con los siguientes acuerdos, cómo y por qué te responda esa persona, es su problema, no el tuyo, no te lo tomes a personal, tu diste lo mejor que podías en ese momento, preguntar e intentar solucionar con amor las cosas.

Resultado de imagen para los cuatro acuerdos

Tercer acuerdo: No te tomes nada como personal. En la medida que alguien te quiere lastimar, ese alguien se lastima a sí mismo y el problema es de él, no tuyo. Lo que una persona te diga, es el fiel reflejo de cómo se siente consigo mismo, si ese alguien te quiere dañar, es porque así de dañino es consigo mismo, si alguien te quiere insultar, es muy probable que se viva insultando o reciba insultos y se los crea. Si tienes suficiente amor en tu alma, sabrás que lo que quieren decir los demás no necesariamente sea verdad. Tomar este consejo te ayudará a vivir más tranquilo y confiado.

Cuarto acuerdo: Haz siempre lo mejor. Si siempre haces lo mejor que puedes, nunca te recriminarás ni te arrepentirás de nada. Este acuerdo nos habla de que en cada situación que enfrentes da lo mejor de tí que puedas en ese instante, pero no confundirlo con sobreexigirse o hacer algo que realmente no tengas las habilidades, porque ese gasto emocional y energético de realizar algo de lo que no eres capaz, será contraproducente y lo que realmente debes hacer es escucharte y conocerte, también enfrentar el miedo de quedar con la duda de algo que quisiste hacer, pero el temor te frenó.

Estos acuerdos son muy fáciles de entender, pero difíciles de llevar a la práctica, pese a todo esto nunca es tarde para aplicarlos en tu vida, simplemente puedes comenzar con la frase “Hoy acepto y aplico los cuatro acuerdos en mi vida”. Si quieres indagar sobre la sabiduría tolteca y aprender sobre los cuatro acuerdos te recomiendo el libro, es un regalo que merece agradecimiento. También se hará mucho más fácil entender el por qué de todo lo que nos quiere decir estas cuatro frases. En el libro encontrarás mucha más información y guía espiritual desde una visión práctica. 5/5 estrellas en goodreads ¿te animarías a leerlo?

Publicado en Inspiración

El proceso de hacerte fuerte

Creo que una de las cosas menos abordadas en la sociedad de hace un tiempo, fue en hacerte fuerte, siempre se enfoca en que seas funcional más que estés bien contigo mismo ya sea en mente, espíritu y cuerpo. Hace un tiempo y a raíz de esto decidí emprender un camino de crecimiento espiritual, al escuchar o leer esto dices “que auto referente” o que egocéntrico ¿no será mucho aspirar a eso? Yo también lo pensaba y lo sentía, hasta que sentí necesario el plantearlo en mi vida, sentirme plena y en paz, sentir que estaba haciendo lo que yo quería y no lo que querían los demás, sentirme feliz, manejar mis emociones, etc. Y no me mal interpreten, no hablo de enfermedades psicológicas (que no hay que juzgar para nada) pero hablo de situaciones que me dejaron por el suelo y no tenia las herramientas para enfrentarlas sin que me hicieran bolsa. ¿Y entonces quién te las enseña? ¿Lo debes asumir por ti mismo?

cool-tumblr-hd-free-wallpapers

En un principio es ciertamente desesperante querer hacerlo y no saber cómo, averiguando y averiguando encontré mi camino. Las terapias energéticas con Reiki fueron el primer paso que me llevaron primero a estar en un estado de bienestar y un poco resolver mis temas energéticos que me tenían abajo, pero luego comencé a comprender (fuera de todo lo que te enseñan aquellas personas que se encargan de estas terapias) que si yo no hacía mi parte no serviría de nada. Al principio es difícil, por que sabes que debes hacerlo, pero te encanta lo que el Reiki hace y prefieres depender netamente de ello, hasta que hay un momento en que te iluminas y te das cuenta que necesitabas recolectar un poco de información, aprender y comenzar a hacer lo tuyo para ponerte en marcha, hay un punto en que dejas de sentirte perdido yendo una y otra vez a tus “terapias”, por que en ese momento sabes que por fin recolectaste las herramientas necesarias.

Una de las primeras cosas que reconocí para ser una persona más “feliz”, era que pese a que tengo un carácter fuerte y especial (que no sale a relucir siempre por cierto, sólo elijo mis batallas, no gasto mi energía en cualquier cosa) las personas me veían como alguien débil, y yo me preguntaba ¿por qué? y era por que de verdad, era una persona manipulable, y al ser manipulable hacía cosas en base a la culpa que me generaba la otra persona, personas que probablemente quise y sigo queriendo mucho, que siguen aquí. Estas personas con característica particular son muy absorbentes e imponentes, así que el primer paso que di fue primero reconocer cuando se estaba produciendo una manipulación. Me creerán que muchas veces escuché “Paulina, pásate esto al computador, por que si no lo haces, perderé mi trabajo por tu poca solidaridad”. ¿Pueden creerlo? para mi era terrorífico y lo hacía, pese a que ya tenía entre 18 a 20 años.

No me mal interpreten, las personas que lo hacían no son malas personas, sólo tomaron esas malas decisiones, hasta que primero lo reconocí y luego aprendí a decir que NO. Esa persona que me lo pedía estaba en la comodidad de no aprender a usar el sistema computacional, y hasta que comencé a decir que NO sin culpa, esta salió y se dedicó a aprender. No se como pude creer muchas veces que su trabajo dependía de mi, cuando yo no era la de la profesión y menos la que tenía la responsabilidad de responder. Desde que lo hice la primera vez, nunca paré, ahora soy capaz de ver cuando alguien manipula, ponerlo en su lugar en el mismo momento y soy capaz de decir que no. ¿Por qué lo pongo en su lugar? por que de pasada le enseño que a base de manipulaciones no se logra nada, son actitudes mediocres. Demuestran la falta de crecimiento personal y la necesidad de lograr cosas a costa de otros. Nada peor.

El primer paso me hizo vivir más tranquila y asumir mis propias cargas, por que vivir con la de otras personas sólo te aumenta el estrés, la ansiedad y la culpa. Sentimientos que se te van acumulando y te van haciendo añicos. Luego de ese paso todo se hace más fácil, ya que sabes que pudiste empezar. Han sido muchas más cosas las que he ido viviendo en este período que comenzó hace 3 años y si soy joven, 24 años, pero prefiero hacerlo ahora a cuando sea muy difícil por que mi vida se basó en ello. ¿Y ustedes emprendieron ese camino?


PAULINA

LEYENDO POR LA VIDA